Lady Gaga presenta a su novio

Lady Gaga presenta a su novio

El corazón de Lady Gaga vuelve a latir de amor. Un año después de romper con su mánager, Cristian Carino, y de los rumores de romance con Bradley Cooper, la cantante y actriz, de 33 años, ha presentado en las redes sociales a su nuevo novio: Michael Polansky, un empresario de 41 años que se dedica a las finanzas y la tecnología.

La estrella ha publicado una fotografía en Instagram en la que aparece en el regazo y abrazada a Michael Polansky, junto al texto: “Nos lo pasamos muy bien en Miami”. Así confirma lo que ya se vio en la final de la Super Bowl, donde acudieron juntos. Ella llevaba un mono con transparencias negro, maquillaje de cristales sobre los ojos a modo de antifaz y el pelo de color rosa. Él, mucho más discreto, vestía vaqueros y forro polar negro.

Según la prensa estadounidense, el mundo del empresario nada tiene que ver con el show business que representa Lady Gaga. Con un perfil bajo en las redes sociales, Polansky –que no guarda relación con el director Roman Polanski– es el consejero delegado del Grupo Parker, con sede en San Francisco. Se dedica a organizar las empresas de internet, ciencia y tecnología y las entidades benéficas de Sean Parker, uno de los fundadores de Facebook. Según Page Six , Polansky “es un chico muy listo, muy serio” y conoció a Lady Gaga en la fiesta de cumpleaños que dio Parker en su casa de Los Ángeles el pasado diciembre.

De hecho, en fin de año se difundió un vídeo en que Lady Gaga y Polansky se besaban repetida y apasionadamente en una fiesta en Las Vegas, aunque entonces no se conocía la identidad de la nueva pareja de la artista. Al parecer, una muestra de la seriedad de la relación es que Polansky estuvo charlando con la madre de la cantante, Cynthia Germanotta, en la fiesta previa al partido de la Super Bowl del pasado sábado.

Lady Gaga y Luc Carl, en una imagen de archivo

Lady Gaga y Luc Carl, en una imagen de archivo (Pictorica, Sandy / GTRES)

Si bien apenas se sabe nada de la vida privada y las relaciones del empresario, cada movimiento sentimental de Lady Gaga es escrutado con lupa. El pasado verano, la cantante salió con Dan Horton, un ingeniero de sonido que suele trabajar con ella. Antes, trataron de relacionarla con Bradley Cooper, su compañero de reparto en Ha nacido una estrella . Ella dijo que nada tenía que ver con la ruptura entre el actor e Irina Shayk y, meses después, confesó que la historia romántica que parecían mantener durante los Oscars fue ensayada: “Nosotros inventamos esa historia de amor. Y, como actriz, por supuesto que quería que la gente pensara que era real”.

Una de las primeras parejas conocidas de lady Gaga fue Rob Fusari, su primer productor y coautor de Poker face. Salieron del 2006 al 2007. Años después, él la demandó pormás de 20 millones de dólares y hasta intentó quitarle el nombre artístico con la excusa de que él convirtió a Stefani Germanotta –su nombre real– en una estrella.

Después Lady Gaga fue novia a la fuga tres veces. La primera, con Luc Carl. Empezaron cuando la artista aún no era conocida y estuvieron seis años en un constante ir y venir, se prometieron pero en el 2011 pusieron fin a su historia. En una de las separaciones de Carl, la artista tuvo romances con Speedy Gonzales y Matthew Williams.

En segundo intento de boda fue con el actor y modelo Taylor Kinney, que protagonizó su vídeo You and I y ha sidouna de sus relaciones más estables. Con su tercer prometido, Christian Carino, la relación comenzó a principios del 2017. En octubre del 2018 él se declaraba el hombre más orgulloso del mundo por lo que su novia estaba logrando. No llegó a celebrar con ella el Oscar del 2019 porque días antes la estrella rompió su compromiso, lo que sumado a su actuación con Bradley Cooper, avivó aún más los rumores.

Tal vez, para Lady Gaga a la cuarta sea la vencida y Michael Polansky sea su alma gemela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.